Cazadores de Sombras: Ciudad de Hueso – Crítica

Crítica a Cazadores de Sombras: Ciudad de Hueso, la adaptación cinematográfica de la saga de novelas.

  •   Hace 12 meses
  •   Jose Manuel Bringas
  •   Críticas
  •   2 Comentarios

Adolescentes. Chicas. Una tremenda ausencia de público masculino en la sala donde se proyectaba Cazadores de Sombras: Ciudad de Hueso, la adaptación del primer libro de una larguísima saga de novelas escritas por Cassandra Clare destinadas al público adolescente, muy en la línea de Crepúsculo. Vampiros hay, y hombres lobo, aunque los protagonistas absolutos de la cinta son los llamados cazadores de sombras, seres medio ángel medio humano con el poder para luchar contra las fuerzas demoníacas.

Pero que los nephilim, hombres lobo, vampiros, brujos y demonios no os impidan ver la verdadera naturaleza de esta adaptación: el drama adolescente. Porque lo verdaderamente preocupante en Cazadores de Sombras: Ciudad de Hueso es que Clary acabe con Jace, que Simon sufra un amor imposible, que el pobre Alec esté enamorado de Jace… bueno, ya os imagináis.

Está claro que tienes que tener una edad y una forma de ver las cosas para encontrarle la gracia a esta película. En eso es completamente sincera y coherente a lo largo de los más de 120 minutos que dura. Los personajes hacen cosas estúpidas constantemente, los diálogos parecen vomitados en vez de escritos y los tópicos se suceden a tal velocidad que marea. Pero a su público gusta, y supongo que será lo que buscaban a la hora de hacerla.

Cazadores de sombras ciudad de hueso 01

Ni siquiera se salva la presumible estética modernilla y molona ni la presencia de actores contrastados como Lena Headey y Jared Harris, que parece que están en la película para intentar darle seriedad al proyecto, pero que fracasan estrepitosamente. Desde fuera, Cazadores de Sombras: Ciudad de Hueso es un proyecto más que lamentable, ejecutado de forma atroz y que no enriquece a quien lo ve, sino que estupidiza.

Sigue ese tipo de mentalidad de que los tíos deben ir por ahí con tatuajes y sin camisa, marcando huesos y paquete, que vestir como una zorra es lo que te convierte en una chica mayor y que una relación sentimental, si no hay tres o cuatro personas de por medio, triángulos amorosos y pagafantas, no es una verdadera relación.

Mientras las chicas a mi alrededor aplaudían y suspiraban, yo me rebullía en el asiento, presa de una vergüenza ajena como pocas he sentido en mi vida. No es una película cutre, hay muchos medios y estoy seguro que se han cuidado muchos detalles. Incluso se han preocupado por introducir escenas de acción para no hacerla aún más aburrida, aunque dichas escenas den una tremenda lástima y dejen en evidencia que hoy en día la gente se traga cualquier porquería y aplaude con las orejas.

Conclusión para Cazadores de Sombras: Ciudad de Hueso

Cazadores de Sombras: Ciudad de Hueso es una película exclusiva para su público: las niñas que forran sus carpeta con fotos de Crepúsculo y One Direction y que leen la Super Pop para saber de qué color son los calzoncillos de Justin Bieber. Fuera de este colectivo, uno encontrará una película sonrojante y aburrida, con unos personajes y diálogos escritos para adolescentes incapaces de enfrentarse a un libro en condiciones.

Fan service en estado puro, una adaptación que apunta a una larga sucesión de secuelas que ahondarán en el problema actual que tiene el cine juvenil. Cuando yo era pequeño teníamos a Indiana Jones, Regreso al Futuro, En el Laberinto, la época dorada de Disney, ET… Desgraciadamente, los chavales de ahora tienen Cazadores de Sombras: Ciudad de Hueso.

Comparte con tus amigos










Enviar